La vejez, el grupo etáreo que más ha sufrido la cuarentena en Argentina
b
Compartí la noticia

Los adultos mayores son los que más han sufrido la cuarentena en Argentina, alertó el médico gerontólogo mendocino, Félix Eduardo Nallim, presidente de la Asociación Gerontológica Argentina (AGA). También titular de la Caja de Previsión para Profesionales de la Salud Mendoza.

Los Adultos Mayores representan al grupo social que más ha sufrido la cuarentena en Argentina por la pandemia del coronavirus. La confirmación la hizo el médico gerontólogo mendocino, Félix Eduardo Nallim, entrevistado por MDZ Radio. Y lo reflexionó explicando el deterioro que vienen sufriendo al no poder estar en contacto con sus seres queridos. Y no poder decidir con libertad sus salidas, «por ejemplo, para seguir tratamiento médicos», dijo.

«Si hay un grupo etáreo que se ha visto afectado en estos 136 días de cuarentena es el que pertenece a la vejez. Así considerado en general contemplando a quienes tienen más de 60 años. Desde un principio están absolutamente restringidos», apuntó Nallim.

El gerontólogo, sin embargo, reconoció que «se han podido obtener algunos beneficios pero en realidad es una actitud discriminatoria no dejarlos salir. Con el correr de los días se consiguió que según la terminación del DNI pudieran salir algunos días. Pero al principio no lo pudieron hacer», se quejó.

 

Félix Nallim, médico gerontólogo mendocino.

La enfermedad y la pérdida de libertad

«Recuerdo a un profesor de sociología en la facultad de medicina cuando nos decía que la enfermedad trae aparejado la pérdida de la libertad. Y esto es lo que está sucediendo. No tener libertad para salir a recrearse es una verdadera desgracia», manifestó Nallim.

Respecto a las medidas que sobre la marcha se ha ido decidiendo a nivel nacional en los últimos días reflexionó. «Yo lo escuché a Fernández el viernes cuando dijo que les dejaba a los individuos la responsabilidad del aislamiento. Y ahora nos enteramos que determinó mediante un decreto la prohibición de las reuniones familiares a nivel nacional. Entonces no entiendo nada», espetó.

«El hecho de cumplir años no significa que uno tiene cerca la muerte. No cabe ninguna duda que la salud psicológica de un adulto mayor se vea deteriorada por el hecho de no poder ver a sus seres queridos», defendió.

Y acotó: «Es una manera discriminatoria decir que son un grupo de riesgo. Tenemos viejos totalmente sanos. Por eso me gusta hablar de viejos jóvenes y de viejos viejos. Recordemos el decreto en CABA cuando dijeron que los mayores de 60 no podían salir de sus casas. ¿Por qué?».

No todos los viejos están enfermos

Sobre lo expuesto hoy por el Gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, opinó que «es real que los jóvenes son los que se contagian. Padecen la enfermedad asintomáticamente y los viejos viejos, de los 75 años para arriba son quienes sufren la enfermedad y a veces se mueren. Pero es lógico hasta cierto punto. Porque no todos los viejos están enfermos. Puede haber una persona de 70 o 75 años que no padezca ninguna enfermedad de riesgo», citó.

Suarez, durante el mediodía del lunes -3 de agosto- restringió la actividad de los bares y las reuniones familiares aunque dejó habilitada la actividad del turismo interno, gimnasios y restaurantes, entre otros rubros. Restricciones que no hicieron foco en los adultos mayores durante la cuarentena que continúa en Mendoza.

«Lo que sí es cierto es que para que no se sature nuestro sistema sanitario nos mantienen aislados. Para cuando llegue el pico de contagios y falta de recursos de salud. El único fin de la cuarentena ha sido ese», dijo Nallim aludiendo al aumento de los contagiados en los últimos días en Mendoza.

La inconveniencia de no seguir con los tratamientos

Descontento con la pérdida de libertad de los adultos mayores remarcó: «Es una barbaridad. Que una persona de edad que ya tienen enfermedades anteriores no pueda seguir con su tratamiento no está bien. Hablo de quien tiene una insuficiencia renal o coronaria. Si no está en contacto con su medico lo van a llevar a la muerte», alertó.

«El número de viejos institucionalizados en Argentina en relación a la cantidad de habitantes no llega a pasar del dos por ciento. A diferencia de lo que ocurre en otros países como en el Hemisferio Norte. En el país los adultos mayores son atendidos mayormente por sus familias. Los viejos que están institucionalizados están en cuarentena los 365 días del año. Por eso cuando el virus ingresa a los geriátricos viene de afuera, de los mismos empleados», cerró Nallim.

https://cajasaludmza.ar/video-instructivo-descarga-de-boletas-de-pagos-en-autogestion/

Compartí la noticia

También
puedes leer

Whatsapp