El sistema previsional argentino no es sostenible, pero podría serlo
b
Compartí la noticia

El sistema previsional argentino hoy no es sostenible, según un análisis hecho público por el presidente de la Caja de Previsión para Profesionales de la Salud Mendoza, Félix Eduardo Nallim.

En cambio, para comenzar a pensar un sistema previsional argentino, aconsejó que lo primero que debería instrumentarse es la equiparación de las edades jubilatorias. Lo dijo refiriéndose a que hoy las mujeres se jubilan a los 60 años y los hombres a los 65. Además sugirió que habría que subir la edad de las jubilaciones tanto para las mujeres como para los hombres. Debido a que la esperanza de vida en Argentina subió hasta los 85 años

El argumento del médico mendocino inició al citar que a la Organización Mundial de la Salud. «Define a una sociedad envejecida cuando su población tiene un siete por ciento de personas de 65 años y más. Y habla de naciones envejecidas cuando ese porcentaje supera el 14 por ciento. Y Argentina pasa de ser una sociedad envejecida a una nación envejecida«, explicó. Lo hizo en el programa Economía para Todo Público, de la Red Mendoza, FM 94.1.

Pero, según Nallim, hay que tener en cuenta la esperanza de vida. «Y se define la esperanza de vida al nacer como el promedio de años que vive una determinada población nacida en el mismo año. Y acá la diferencia está en que la esperanza de vida siempre se toma en las mujeres. Porque ellas viven entre ocho y 10 años más que los varones».

El titular de la Caja de la Salud Mendoza, Félix Eduardo Nallim, brindó consejos para que el sistema previsional argentino sea sostenible.
Félix Eduardo Nallim, titular de la Caja de la Salud Mendoza.

Las mujeres son el sexo fuerte

En realidad las mujeres, desde ese punto de vista, son el sexo fuerte. «Hoy una niña de unos 13 años tiene una esperanza de vida de unos 100 años. Que se va a modificar en el transcurso de esos 100 años. Seguramente va a vivir mucho más que 100 años. Ya hay cinco países en el mundo, como Japón, donde la esperanza de vida es de 85 años y medio, aproximadamente. En Mónaco es de 89 años. Mientras que en Argentina la esperanza de vida de los varones es de 77 años y de unos 84 años las mujeres», apuntó Nallim.

«Lo otro importante es que el 14,3 por ciento de la población argentina, es decir casi cinco millones y medio de personas, tienen más de 60 años. Y la expectativa de vida en la Argentina creció en 27 años en menos de medio siglo. Entre 1905 y 1910 la expectativa de vida en Argentina era de unos 40 años. En 2010 la expectativa de vida ya fue de 75 años», dijo.

Además el médico marcó que hay un índice de masculinidad y que se refiere al número de varones que hay cuando nacemos respecto a las mujeres. «Entre los 15 y los 20 años la cantidad de varones superan a las mujeres. Pero a partir de los 20 años la cantidad de mujeres comienza a superar a los varones. Y alrededor de los 70 u 80 años tenemos por cada 100 mujeres 65 varones. Lo que demuestra cómo el índice de masculinidad ha ido decreciendo», señaló.

Por eso, y a base de la igualdad de género que se busca en la sociedad actual, «si la esperanza de vida de una mujer es de 84 años y la de un hombre 72 o 75 años es muy injusto que a los varones nos estén jubilando cinco años más tarde y nos estemos muriendo entre ocho y 10 años antes», reprochó el titular de la Caja de Profesionales de la Salud Mendoza.

Hombres en desventaja en la carrera de la vida

Es decir, para el presidente de la Caja de la Salud Mendoza, «que es un fenómeno que tarde o temprano seguirá creciendo y por eso deberemos modificar la edad de las jubilaciones. Porque la esperanza de vida no va a variar. Porque hay condiciones biológicas que hacen que las mujeres tengan una esperanza de vida mayor que los varones«.

«En sus cromosomas, las mujeres tienen un doble cromosoma X y nosotros los varones un cromosoma Y y uno X. Por lo tanto eso nos da una desventaja. La naturaleza programa a las mujeres para que tengan en sus cuerpos a otro ser vivo. Y para eso les da una fortaleza que no tenemos los varones. Además les permite amamantar a sus crías. Y esto se ve en todo el reino animal. Allí también las hembras viven más que los machos», enfatizó.

A nivel celular existe el telómero, «que es como un capuchón que hay en los cromosomas, que todos tenemos al nacer. Y que en las mujeres tienen la ventaja de ser protegidos por el estrógeno. Por eso es vital equiparar la edad jubilatoria entre las mujeres y los hombres. Y habría que aumentar la edad de la jubilación. Tanto de hombres como de mujeres«, aconsejó Nallim.

«Es una aberración que hoy, cuando la esperanza de vida está en los 85 años y más las mujeres se estén jubilando a los 60 y los hombres a los 65 con una jubilación ordinaria. No hablemos de las jubilaciones especiales donde a lo mejor una persona se termina jubilando a los 45 años y está recibiendo durante 40 años una jubilación o una pensión. Eso es una locura», alertó.

Hoy solo el ocho por ciento de las mujeres en Argentina tiene los 30 años de aportes. «Y si igualamos la edad de jubilación las mujeres tendrían un 30 por ciento más de aportes jubilatorios y eso sería muy importante para el sistema. Y no estaríamos implementando nada descabellado. Con esta propuesta se trataría de equilibrar de alguna manera a las cajas de jubilaciones«, sentenció el presidente de la Caja de Previsión para Profesionales de la Salud Mendoza.

Compartí la noticia

También
puedes leer

Whatsapp institucional Sacar turno